NUESTRO GRANITO DE ARENA

Las raíces del árbol, y las nuestras, son muy importantes, son una reserva de energía con la que usualmente no contamos. Como personas con nuestra propia historia y la de toda la humanidad, desde que existe, llevamos en nosotros una fuerza, un impulso, que es evolutivo y se mantiene y se trasmite en todas las generaciones y funciona, aparentemente, por su cuenta. Es el impulso evolutivo. Nos hemos imaginado que puede haber sido el camino de los seres humanos desde las cavernas hasta aquí. Entonces si la evolución, o el progreso, se desarrollan e incluye nuestra participación, nuestro granito de arena, queda claro que el impulso evolutivo nos está señalando una línea, muy amplia, sobre la cual podemos ordenar los niveles de nuestros objetivos.
Alberto Costa Meschberg Psicólogo y Coach Profesional enRivas, alcostames.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: